Hay muchas maneras de hacerse indispensable, veamos nueve de ellas:

  • Tome el trabajo no deseado. Hágase cargo de una destreza o tecnología que es vital para su compañía, pero relativamente difícil de aprender, el mejor en algo que nadie más quiera hacerlo.


  • Camine el kilómetro extra. Haga más trabajo del que le han asignado. Actúe como voluntario para ayudar en un proyecto que está por concluir su plazo de entrega. Ayude en los trabajos urgentes. Ayude a un compañero de trabajo que está teniendo problemas.


  • Trabaje duro cuando no le ven. El jefe sale de vacaciones y la producción decae. Los empleados pierden el tiempo en sus oficinas, alargan su tiempo de almuerzo, y hacen más llamadas personales. Haga lo contrario. Trabaje con más ahínco. Trate de completar el trabajo asignado antes de que su jefe regrese. No hay nada que un jefe aprecie más después de un viaje que le digan: El trabajo que Ud. quería está realizado.


  • De crédito al grupo. Aquellas personas que hacen esto son capaces de motivar a otros a hacer lo mejor y trabajar bien juntos. Sus jefes conocen que cuando un grupo lo hace bien, es al menos en parte porque alguien demostró liderazgo. Si Ud. esta manejando el grupo, ha demostrado su habilidad de facilitar un buen trabajo.


  • Haga que su jefe se vea bien. La mejor manera de hacer que su jefe se vea bien es manejar su trabajo eficientemente. Un buen jefe le dará crédito por su trabajo e incrementará sus oportunidades de superación. Si su jefe es promovido tratará de obtener su promoción porque no querrá prescindir de su ayuda.


  • Maneje adecuadamente a los clientes claves. Cada ocasión que Ud. interactúa con un cliente, está desarrollando una relación personal y profesional. Si Ud hace su trabajo adecuadamente, estas relaciones vienen a ser uno de los más importantes activos corporativos.


  • Enseñe a alguien. No importa lo joven o nuevo que Ud. sea, siempre habrá otras personas a las cuales Ud. puede ayudar. Esto podrá ser alcanzado de una manera informal y hágalo con la mayor energía y entusiasmo que posea.


  • Este consciente de las necesidades de su jefe. Si su jefe le ha dado más responsabilidades, dígale que lo aprecia. Recuerde de elogiar a su jefe ante sus compañeros y otros jefes. Sea honesto al hacerlo, la hipocresía puede ser detectada muy fácilmente.


  • Conozca lo que se necesita. Esto significa conocer lo básico, tratar de ser el mejor en su trabajo, conocer los objetivos de su departamento y de la organización. Tener una estrategia que conlleve a acciones específicas.